No solo se trata de estética, sino que estas prendas determinan la comodidad y hasta la salud de quien las lleva puestas. Basta con echar un vistazo a algunos recientes posados célebres, como el de Megan Fox para la firma Frederick’s of Hollywood a pocos meses de dar a luz o los de David Beckham y Cristiano Ronaldo para Emporio Armani.

No, no es necesario tener un cuerpo de infarto para lucir bien en ropa interior, sino de saber elegirla y conservarla. En este sentido, el lavado es un aspecto muy importante, ya que estas prendas están en contacto con las partes íntimas y muchas están hechas de un material delicado.

Un consejo es lavar la ropa interior a mano con detergente no agresivo, que puede ser el jabón líquido que se usa para las manos. Si va a la lavadora, es aconsejable meterla en una bolsita de malla para que no se estropee y, para su secado, lo mejor es evitar la secadora y dejarla a la sombra en el exterior.

Los colores y diseños son también determinantes. Aunque a cada figura le sienta bien un tipo diferente, el negro y el blanco (este último especialmente para los hombres) son colores neutros que no carecen de sensualidad. Eso sí, las telas deben ser de calidad, como el algodón, mientras que las sintéticas, como el nylon, dificultan la transpiración y favorecen la aparición de malos olores y hongos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *